viernes, 4 de diciembre de 2015

Educa tu cerebro hacia el amor digno.

"Valores como solidaridad, reciprocidad y autonomía sólo tienen sentido si existe el respeto a los derechos de la otra persona. Expresiones como “Me perteneces” o “Eres mía o mío” no son otra cosa que la sintomatología de una necesidad imperiosa de posesión que suele traducirse en emociones destructivas, como los celos, el rencor, la ansiedad o la depresión" (Párrafo del libro Los límites del amor: hasta dónde amarte sin renunciar lo que soy  escrito por  Walter Riso).
El último informe del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) muestra datos preocupantes sobre la percepción de la violencia de género entre los jóvenes ya que un tercio de los entrevistados valoran como "aceptable" o "inevitable" las conductas de control. La herencia cultural sobre el amor sigue trasladando una idea de pertenencia y control entre la pareja. Controlar los horarios de la pareja, decirle qué puede hacer y qué no y restringir las amistades del otro siguen siendo prácticas entre los jóvenes. Estas son conductas abusivas que pueden degenerar en otras formas de violencia.
En las repuestas dadas por 2.500 entrevistados por CIS es llamativo el dato de que cuando la pregunta cuestiona el grado de "tolerancia hacia la violencia de género", los jóvenes de entre 15 y 29 años parecen tener claro que es una conducta "totalmente inaceptable" pero, sin embargo, las respuestas se equiparan cuando se interroga a los jóvenes sobre su tolerancia a otras prácticas que el informe engloba como "violencia de control". Para el 33% de los chicos y chicas, es "aceptable en ocasiones" o "inevitable" que en una pareja tengan lugar prácticas como controlar los horarios del otro –la experiencia más justificada–, impedirle ver a ciertas personas y decirle qué cosas puede (o no) hacer.
Ya es hora que nuestros jóvenes muy conocedores y defensores de valores como solidaridad, reciprocidad y autonomía eduque su cerebro hacia un amor digno (que se corresponda o guarde proporción con las cualidades de la persona merecedora de ese amor) y dejen de lado falsa creencias generadas entorno a la idea literaria de amor romántico. "Esa idea de que por amor hay que estar dispuesto a darlo todo, que los celos forman parte de él y que formar una pareja conlleva anular la individualidad de la persona", detalla María José Díaz-Aguado Jalón, catedrática en Psicología de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid.
En la ciencia ha quedado confirmada la plasticidad de nuestro cerebro. Si el cerebro que es el órgano más complejo que poseemos es moldeable ¿por qué la educación y de la cultura no acaba con conductas tan abusivas? 
Fuente consultada: Artículo periodístico: "La idea del amor romántico entre los jóvenes disfraza de cariño la violencia machista". Periódico digital eldiario.es
< http://www.eldiario.es/sociedad/control-pareja-violencia-jovenes-espanoles_0_350665513.html >
Fuente complementaria: Por una sociedad libre de violencia de género Web que contiene información sobre violencia de género (entendida como malos tratos en la pareja, de acuerdo con el artículo 1 de la LO1/2004, de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de género) así como sobre otras formas de violencia contra la mujer, como la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual o la mutilación genital femenina. (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España) http://www.violenciagenero.msssi.gob.es/ >

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada